Cortesía de Univision
Lena Hansen
March 16, 2015 AT 02:21 PM EDT
Lena Hansen.

Como bien dice Osmel Sousa, quien tiene un doctorado en misses, a veces “personalidad y simpatía matan belleza”. La que cae bien es la que persevera, mientras que la más atractiva y capacitada es sacrificada por sus propias compañeras, que la mandan a la hoguera.

Al ver a dos de las que considero candidatas más fuertes este año —la puertorriqueña Catherine Castro y la cubana Lisandra Silva— en la cuerda floja, me pasó lo mismo que al jurado. Me pregunté: ¿cómo llegaron ellas ahí? 

En el caso de Castro, ya se ha visto cómo la van aislando en la mansión porque es una candidata fuerte e intimida. Aunque se ha sentido víctima de bullying por parte de las otras chicas, la ojiverde —como buena deportista enfocada en la meta final— sabe que la que se enoja pierde y ha controlado sus emociones.

A Silva, de 27 años, no le fue tan fácil. Su transparencia la hizo hablar de más. La despampanante chica, que fue modelo de La Maison en La Habana y trabajó profesionalmente en Italia, sobresalía con su carisma y medidas perfectas. Eso sí, estuvo en el ojo del huracán desde el primer día porque sus compañeras la tildaron de conflictiva y hasta la acusaron de fumar en la mansión, lo cual probó ser falso tras someterse a una prueba de nicotina.

Silva conmovió al despedirse del show ondeando una bandera cubana que le dio un miembro de la audiencia. Aunque era una de las que el público en vivo dentro del set más aplaudía, a la hora de la votación quedó en desventaja, como fue el caso de su compatriota Alina Roberts el año pasado. ¿Será que los cubanos hemos dejado de creer en el poder del voto? ¿Será que todo nos sabe a trampa?

VIDEO: Conoce a las chicas de Nuestra Belleza Latina

Con Silva se repitió una escena que vivimos años atrás con Greidys Gil, la ganadora de 2009, quien sostuvo conversaciones que partían el alma con su madre a distancia en Cuba. Ese fue también el caso de Silva anoche, quien se comunicó llorosa por video con su madre Pilar Rodríguez, quien vive en la isla y a quien lleva tres años sin ver.

Más allá de ser una fórmula televisiva probada, este drama humano nos hace ver que algunas de las lágrimas que se derraman en el show son reales. Yo me quedé con las ganas de darle a Lisandra el abrazo de consolación que su madre no pudo darle.

FOTOS: ¿En qué andan los famosos?

Al hablar con ella detrás de cámaras en la mansión, Silva me contó su historia, que no ha sido un desfile de pasarela. Tras trabajar varios años en Italia en modelaje y televisión, decidió mudarse a Miami buscando salirse de una relación amorosa conflictiva. “Ese ciclo estaba cerrado y tenía que empezar otro”, cuenta. Aquí se vio sin el apoyo de su familia y tuvo que trabajar hasta limpiando baños para sobrevivir, pero su madre desde Cuba la incentivó a presentarse a la audición del show.

Su vida también estuvo marcada por un fuerte trauma familiar. A los 8 años perdió a sus abuelos, tíos y primos maternos en un fuego que se desató en una fiesta para celebrar el matrimonio de un familiar. “Todos estaban en una fiesta y explotó el balón de gas y murieron todos”, cuenta Silva, quien recuerda cómo su madre tuvo que dividirse entre el hospital y el funeral durante toda una semana en la que fueron falleciendo poco a poco sus familiares. “Eso se me marcó y yo vivo cada día de verdad como si fuera el último”, admite. Le deseo toda la suerte del mundo a esta compatriota emprendedora. Otra que quedó eliminada fue la mexicana Cynthia Pérez, de 26 años, quien al sacar las garras y mostrar su lado menos amable en la convivencia en la mansión fue desilusionando al jurado.

Uno de los momentos más tiernos de la velada fue ver a Alejandra Espinoza con su bebé Matteo. La presentadora mexicana y su esposo, el coreógrafo Aníbal Marrero, saludaron en video desde la cama de su casa en Miami, con su recién nacido en brazos y aseguraron estar desvelados, pero felices. “Es muy especial este programa para nosotros. Ahí nos conocimos”, dijo Marrero sobre Nuestra Belleza Latina. Aunque no mostraron el rostro del pequeño, Alejandra asegura que se parece al papá. “Aníbal volvió a nacer. Es idéntico”, dijo. Esperamos ansiosos conocer a ese príncipe. ¡Hasta la próxima!

XOXO,

Lena

Cortesía de Univision
Catherine Castro y Lisandra Silva

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST