John Lamparski/WireImage
Lena Hansen
November 07, 2015 AT 05:04 PM EST

En su libro Amando (Celebra), Adamari López narra en detalle todo lo que sufrió antes de lograr tener en sus brazos a su bebé Alaia.

La actriz y presentadora puertorriqueña de 44 años cuenta que tuvo un embarazo ectópico y su camino a ser madre estuvo plagado de intentos fallidos. ¿Por qué decidió compartir con el mundo estos recuerdos tan dolorosos?

“Los comparto porque pienso que como yo hay muchas otras mujeres también que están pasando por procesos duros, que desean tener un bebé y también han sido sobrevivientes de cáncer”, asegura López, quien lleva ya una década libre de esta enfermedad.

La copresentadora de Un Nuevo Día (Telemundo) afirma que comparte estas vivencias para que otros no idealicen su vida y no se dejen vencer por los retos. “Hay muchas mujeres que se pueden identificar con lo que me ha pasado. Aunque ellas piensan que uno es una figura pública, que todo puede ante los ojos de los demás parecer tan bonito y tan fácil, sufrimos como cualquier ser humano”, dice. “Yo soy una como ellas, que tiene momentos lindos y momentos muy difíciles tratando de lograr ser mamá”.

VIDEO: Adamari López quiere su propio show

López añade que su deseo de ser madre la llevó a inyectarse hormonas para intentar ser más fértil aunque esto aumentaba el riesgo de reactivar el cáncer en su cuerpo. “Siempre estuvo esa prueba de salud ahí y yo quería sobrepasarla por el deseo de ser mamá. En el momento que empiezo todos los tratamientos y que el doctor me dice: ‘No quiero seguir tratando, por mi parte ya todo está hecho’ —no me quería seguir dando tratamientos ni seguir arriesgándome en términos de salud— fue una decisión dura porque no era lo que yo quería escuchar. Yo quería seguir intentando, yo quería luchar por tener ese bebé y de la manera que fuera, yo estaba enfocada en que lo iba a lograr, entendiendo que la única manera era una ayuda médica que me pudiera ayudar a lograrlo”.

FOTOS: Las portadas de Adamari López

Sin embargo, la carismática Alaïa llegó de manera natural, fortaleciendo la fe de López y su pareja Toni Costa. “Al darse de la manera más inesperada, me sorprendió mucho”, confiesa ella. “Desde el momento en que el doctor me sugiere que ya no de más tratamientos, que piense en otras alternativas, para mi fue un golpe duro, no era lo que yo quería escuchar. Yo quería seguir intentando”. ¡Deseo concedido!

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST