AP Photo/The Sun Chronicle, Mike George
jclar
June 26, 2013 AT 08:02 PM EDT

El jugador de los New England Patriots Aaron Hernández —de origen puertorriqueño— fue acusado este miércoles de asesinar a Odin Lloyd, un jugador de fútbol semiprofesional de los Boston Bandits, que fue encontrado muerto el 17 de junio en un parque industrial localizado a una milla del hogar de Hernández. 

Hernández se declaró inocente ante esta acusación y ante otras cinco imputaciones relacionadas con armas de fuego. Ha sido detenido por la policía sin fianza, informó The New York Times.

El atleta fue arrestado y removido de su casa en North Attleborou, Massachusetts, en la mañana del miércoles. Hernández, vestido con camiseta blanca y pantalones cortos rojos, fue llevado a la jefatura de policía de North Attleboro. Fue procesado en la tarde del miércoles en la corte de distrito de Attleboro.

Una hora y media después del arresto, el equipo New England Patriots anunció que habían relevado a Hernández.

“Un joven fue asesinado la semana pasada y extendemos nuestras condolencias a la familia y a los amigos que están de luto por la pérdida”, dijo el equipo en un comunicado. “Las palabras no son suficientes para expresar la decepción que sentimos al saber que uno de nuestros jugadores fue arrestado a raíz de la investigación”.

La Liga Nacional de Fútbol (NFL), por su parte, dijo en un comunicado que “el que un jugador de la NFL esté involucrado en un caso de esta naturaleza es muy inquietante. Los Patriots han relevado a Aarón Hernández, quien tendrá que enfrentar al tribunal. A la vez, debemos recordar al joven que fue víctima de esta situación y aprovechamos la oportunidad para extender nuestras más sentidas condolencias a la familia y amistades de Odin Lloyd”.

Los familiares de Lloyd dijeron que el joven y Hernández eran amigos que habían estado juntos el día anterior. Las investigaciones que han sido publicadas indican que Lloyd estaba saliendo con la hermana de la prometida de Hernández. 

La policía del estado de Massachusetts ha registrado la casa de Hernández dos veces, al igual que una ciénaga y bosques colindantes. Hasta el miércoles, solo podían caracterizar la investigación como “activa y en marcha”.

En los últimos días, Hernández no había salido de su casa en una exclusivo vecindario residencial cerca del campo de entrenamiento de los Patriots y del estadio, en el pueblo adyacente de Foxborough. Su abogado James Sultan lo visitó el martes por la tarde. Sultan llevó algunos papeles a la casa de Hernández y permaneció allí por unos 20 minutos. Unas 18 horas más tarde, los coches de la policía de North Attleborough llegaron al frente de la casa de Hernández. El atleta fue escoltado y llevado a la jefatura de la policía.

Hace menos de un año, Hernández había firmado una extensión a su contrato con los Patriots, valorado en US$40 millones con incentivos. 

Lo que se sabe hasta ahora de la muerte de Lloyd:
En el tribunal, los fiscales describieron una matanza después de una salida a un club nocturno de Boston en la noche del 14 de junio.

Hernández y dos amigos recogieron a Lloyd en su casa a las 2:30 a.m. del 17 de junio, dijeron los fiscales. Un video de seguridad de la casa de Hernández muestra cómo el jugador salía de la casa con una pistola. Los fiscales agregaron que Hernández le había dicho a alguien en la casa que estaba molesto y que no podía confiar en nadie, según informó People

Después de buscar a Lloyd, Hernández dijo que estaba molesto con él, porque había hablado con una gente en el club nocturno que había buscado líos con el jugador de los Patriots, expresó la fiscalía.

Tras la conversación, la fiscalía dice que Lloyd envió un mensaje de texto a su hermana: “¿Viste con quién estaba?” Cuando su hermana le preguntó con quién, Lloyd contestó, a las 3:22 a.m. “NFL… para que lo sepas”.

Entre las 3:23 y 3:27 a.m., empleados que trabajaban el turno nocturno en el parque industrial reportaron haber escuchado disparos, confirmaron las autoridades.

La investigación aún no ha logrado determinar quién efectuó los disparos. 

Michael Fee, abogado del atleta, pidió fianza, diciendo que no hay riesgo de que Hernández se fugue, ya que es dueño de una casa y vive con su prometida y un bebé de 8 meses. Además dijo que el jugador nunca ha sido acusado de un crimen violento. 

“Al final de cuentas es un caso circunstancial. No es un caso sólido”, dijo el letrado.

You May Like

EDIT POST