SAMUEL GOLDWYN FILMS
Ernesto Sánchez / People En Español
August 15, 2007 AT 05:00 PM EDT

2 Days In Paris
Elenco: Julie Delpy, Adam Goldberg
Guión: Julie Delpy
Director: Julie Delpy
Clasificación: PG-13

Calificación: A

Quizá no soy el más indicado para reseñar esta pequeña cinta en la que la francesa Julie Delpy se multiplica en seis roles para, además de llevar el rol protagónico, encargarse de la dirección, producción, historia, partitura y edición del filme.

Y digo que no lo soy, no porque sea fanático de Delpy, ni nada por el estilo, sino que las joyitas que hizo al lado de Richard Linklater (Before Sunrise & Before Sunset), dos de mis películas favoritas, son sin duda la inspiración que esta actriz sigue como cineasta.

Si a esto le agregamos que la filosofía presente en las cintas de Linklater aquí es intercambiada por la neurosis clásica de Woody Allen en sus mejores momentos al lado de Diane Keaton [la cual adoro], 2 Days In Paris por ende se convierte en algo inmediatamente entrañable.

Pero trataré de ser lo más objetivo posible: Delpy interpreta a una francesa madura, inteligente, apasionada pero pacífica, que lleva a París a su novio (un neoyorquino hipocondriaco interpretado por Goldberg) para que conozca a sus disfuncionales papás.

De acuerdo, la premisa es Meet The Parents. Pero las diferencias culturales que el estadounidense enfrenta con sus suegros, y cuando conoce el lado oculto de su novia en París: aquella que protesta en las calles y que tiene un puñado de enamorados, las cosas se complican de una forma muy divertida.

Lejos del típico chiste de pastelazo que Hollywood nos podría ofrecer, Delpy inteligentemente hace énfasis en la relación entre los protagonistas y no en los papás de ella. Las pláticas neuróticas que emergen entre ellos son tan bien actuadas que pareciera lo más natural del mundo: la cineasta nos hace creer que estos dos personajes, física y psíquicamente imperfectos, son de carne y hueso.

El estilo de rodaje de Delpy es idéntico al de Linklater: en todo momento es el actor el elemento principal de sus escenas y las cámaras sólo los siguen en sus pláticas sin cortes notorios, lo cual lo hace más realista aún.

La resolución del conflicto entre los protagonistas no será tan sutil y bella como la de Jesse y Celine en Before Sunset, pero es igual de brillante.

Si Delpy piensa dirigir más películas, por favor, que lo haga. De repente hace falta un cine más modesto y encantador ante tantas explosiones y efectos especiales en la cartelera actual.

Visita ShowBizCafe

You May Like

EDIT POST